Catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es una visita obligada para cualquier amante de la montaña, o de la naturaleza en general. Su orografía constituye uno de los enclaves más espectaculares de toda la Cordillera Pirenaica, un magnífico ejemplo de paisaje modelado por el glaciarismo del Cuaternario.
Dedicamos cuatro días a trazar un recorrido circular que nos llevará a conocer el  Valle de Bujaruelo, la Brecha de Rolando, el Macizo de las Tres Sorores, el Circo de Soaso, el Valle de Ordesa… Además, a lo largo del camino subiremos a la cima de varias montañas que superan los tres mil metros de altura, entre ellas el Monte Perdido, la mayor elevación de toda esta gran mole calcárea.