El Kanchenjunga (8.586 m), la tercera montaña más alta del mundo y la segunda más alta de Nepal, y el Makalu (8.463 m) se extienden al este de Nepal. En el regazo de aquellos himalayas habitan diferentes grupos étnicos. Que se esfuerzan con esmero para desarrollar la vida en las montañas. Los bosques de rododendros y los espectaculares escenarios forman el principal atractivo. Cuando los turistas visitan esta área, prefiriéndola a otros senderos de trekking, deben saber que tienen que ser autosuficientes, capaces de vivir en unos albergues al estilo de vida nepalesa, puesto que los alojamientos son muy primitivos en la parte baja e inexistente a gran altitud. Las regiones de alta montaña están prácticamente deshabitadas; aquellos que se aventuren por estas tierras deben ser verdaderos aventureros.