El Manaslu con sus 8.163 metros es la octava cumbre más altas del planeta. Esta situada cerca de la frontera con el Tibet, fue zona restringida hasta principios de los años noventa y esto ha contribuido a la buena conservación de esta lugar.  Los senderos tranquilos y pueblos sencillos, junto con el impresionante y maravillosos paisaje alrededor de Manaslu hacen de este uno de los recorridos mas auténticos que quedan en el Himalaya. Nos ofrece también una posibilidad de introducirnos en el todavía poco influido entorno cultural de carácter tibetano de los habitantes de la zona.