Tras los pasos del último oso pirenaico, Camille. Los montañas que rodean los valles de Ansó y Hecho son las primeras, cuando se recorre la cordillera de oeste a este, en superar ampliamente los 2.000 metros de altitud, suponiendo el ingreso definitivo en el Alto Pirineo. Son además montañas de un magnífico porte y gran belleza paisajística que hacen las delicias de cuantos se acercan a ellas. Este es el territorio privilegiado por el que transita la Senda de Camille, y que ahora Naturtrek te invita a conocer durante seis días en los que nos iremos desplazando de refugio en refugio hasta cerrar un círculo que nos habrá llevado por los más selectos rincones de este sector pirenaico.