Un viaje por los rincones más sorprendentes del Algarve. Caminar a lo largo del acantilado costero de los Siete Valles Colgantes, la mejor ruta de senderismo de Europa según la Organización European Best Destinations: montañas rocosas, pequeñas calas de aguas cristalinas y profundas cuevas entre la playa de Vale Centeanes y Albandeira. Ruta en Velero por la Costa Este del Algarve hasta Praia verde, un mar de dunas y grandes extensiones de pinares. El Parque Natural de Ria Formosa, recientemente elegida como una de las 7 Maravillas Naturales de Portugal: largos brazos de arena y mar para navegar en Kayak, bosques, islas, marismas, salinas, playas y dunas con una diversidad biológica excepcional. Olhao marinera, la Isla de Culatra y Farol: playas vírgenes y pequeñas aldeas de pescadores asentadas sobre arena blanca y fina. Lanzarse en una espectacular tirolina sobre el río Guadiana hasta Alcoutim, un plácido pueblecito de casas encaladas situado sobre una loma que cae en el mismo río. ¡Esto es Faro del Sur en el Algarve!

 

Después de tanto tiempo confinados en espacios cerrados, extrañando el sol, el aire y la luz, poder disfrutar de una semana en la naturaleza se hace más deseable que nunca. Deslizarnos por el mar y las playas infinitas, con enormes espacios abiertos – ¡libres de virus! -, grupos reducidos, guías muy preparados y una actividad sana y sostenible parece el remedio más adecuado para afrontar lo que estamos viviendo últimamente.