Un viaje para conocer lo mejor de Polonia, posiblemente, el país que mejor guarda las esencias de la vieja Europa. Conoceremos la siempre bella Cracovia, los desconocidos y despoblados Cárpatos polacos, donde aún es posible encontrar amplios valles poblados solamente con los bosques y la fauna que antaño cubría el viejo continente. Nos adentraremos en los primigenios bosques de Bialowieza, así como en las inmensas marismas de Biebrza, donde podremos encontrar a los grandes mamíferos europeos, como son el bisonte y el alce. Y ya por último visitaremos la capital polaca, Varsovia, donde destaca el casco histórico, algunos parques, el homenaje al gueto de Varsovia y el palacio de la cultura y la ciencia.