Este viaje recorre el Sur y Norte de Holanda, viendo lo más típico de este país: canales, molinos, flores, carriles-bici, granjas, y Rembrandt.
El alojamiento será en barcos-hoteles que nos van acompañando cerca de la ruta. Los guías se encargan
de ayudarle en todo. Los desayunos y las cenas son abundantes y muy ricas a bordo del barco. Las comidas son tipo picnic, y se entregan antes de salir del barco para comer en ruta. .Las rutas son aptas para cualquier ciclista, son recorridos fáciles que pueden ser ampliados o acortados porque hay multitud de posibilidades por donde circular fácilmente en bicicleta.
Además de servirle de alojamiento y acompañarle en sus paseos en bicicleta, el barco le llevará por pintorescos paisajes holandeses que no han cambiado desde el siglo XVII, el Siglo de Oro Holandés.