Gran travesía en Velero por una de las zonas más sorprendentes de Portugal, el otro Algarve, el más desconocido y salvaje. Navegar por el Océano Atlántico de una forma tranquila y segura, costeando, escuchando sólo el rumor del mar y el viento sobre las velas. Ascender el idílico río Guadiana entre verdes colinas y antiguas fortalezas hasta Alcoutim, un encantador pueblo blanco. La histórica Tavira y el Parque Natural da Ria Formosa con sus largos brazos de arena y mar. De un lado el océano, del otro un enorme laberinto de agua e islotes entrecortados por canales y pequeños mares para fondear en plena naturaleza. Explorar las islas de Culatra, Barreta y Armona: pequeñas aldeas de pescadores, marismas y playas solitarias de aguas cristalinas. Aprender a navegar a vela, bañarnos en alta mar, observación de cetáceos, puestas de Sol inolvidables y noches bajo las estrellas. ¡Viento largo y mar llana, navegantes!

 

Después de tanto tiempo confinados en espacios cerrados, extrañando el sol, el aire y la luz, poder disfrutar una semana navegando se hace más deseable que nunca. Deslizarnos por el mar infinito, con sus enormes espacios abiertos – ¡libres de virus! -, grupos muy reducidos y una actividad sana y sostenible parece el remedio más adecuado para afrontar lo que estamos viviendo últimamente.