Tras un viaje de casi 600 kilometros llegaremos a Isla del Coco, uno de los lugares más fascinantes para la práctica del buceo del mundo. Al ser una isla desierta, encontraremos un ecosistema acuatico único, donde podremos observar grandes mantas rayas, tiburones ballenas, cientos de tiburones martillo… Es uno de los mejores sitio del mundo para ver “animales grandes”.

Bucear en la isla deshabitada más grande del mundo se convertirá en una experiencia única y que nunca olvidaremos.