En este viaje nos adentraremos en un mundo de montañas, aldeas y gompas budistas en un marco de naturaleza inigualable y con unas vistas impresionantes. En un país maravilloso, con gente encantadora que vive por encima de los 4.000 metros de altitud. Porteadores de nacimiento, la raza serpa es una de las más fuertes y mejor adaptada a la altura. Se completará el trek con una vista perfecta del Everest y alrededores.