En esta ruta exploramos el  Norte del país donde visitaremos una de las regiones menos conocidas, el Tigrai. Aquí descubriremos el secreto mejor guardado, descrito por el académico británico Ivy Pearce como “el más grande legado histórico-cultural de toda Etiopía”: sus iglesias excavadas en los acantilados, joyas arquitectónicas que absorben espiritualidad directamente de la roca en la que están excavadas.
Sus paisajes montañosos y sus vertiginosos acantilados ocultan estas iglesias, lugares de culto vivos que han permanecido aislados durante siglos, inaccesibles y ocultos a los ojos de los viajeros que llegaban a estas tierras.
En un recorrido de gran interés étnico, paisajístico y cultural recorreremos el valle del Omo donde entraremos en contacto con las tribus de pastores semi-nómadas más desconocidas del continente africano. Nada en el Norte de Etiopía nos prepara para lo que vamos a encontrar en el Sur. Esta experiencia será tan impactante que difícilmente podremos asimilar ser testigos de tan ancestrales formas de vida.