En este viaje realizaremos un trekking por el Camino Inca, con Machu Pichu como su destino final. La naturaleza que nos rodeará durante todo el trayecto nos quitará el aliento: vistas impresionantes de montañas cubiertas de nieve, a la vez que atravesamos la selva observando sorprendentes restos arquelógicos. Tras esto y un día de descanso procederemos a comenzar el trekking por la Cordillera Blanca que nos servirá de aclimatación para culminar nuestra aventura con la ascensión a dos de las cumbres más sorprendentes de Perú: Nevado Ishinca y el Nevado Tocllaraju. Una experiencia que no podrás olvidar.