El esquí de montaña o esquí de travesía es uno de las modalidades más atractivas para disfrutar de la montaña en temporada invernal.
Con la ayuda de las focas podremos desplazarnos por nieves vírgenes, y llegar con comodidad a lugares donde puede que nadie haya pasado en varios días.
Además, tras alcanzar algunas cimas o collados, tendremos la recompensa de disfrutar un agradable descenso por nieves no tratadas.
Travesías en invierno disfrutando de la soledad de la montaña, acceso hasta grandes montañas para luego escalar sus grandes paredes, clásicas travesías de los Alpes… nos esperan tras el esquí de montaña.
Curso enfocado a aquellas personas que quieran realizar algunos de nuestros programas especiales de ski de montaña