Dos días de actividad en crestas donde el principal objetivo será la cresta del Diablo, sin duda, la cresta más espectacular y difícil del Pirineo. Ambiente garantizado en un entorno espectacular.