Mucha gente piensa que Laponia es una región cubierta eternamente por la nieve, pero como todo el Ártico Meridional, entre junio y octubre los bosques de coníferas y abedules y las zonas de tundra y árboles enanos abandonan su ropaje blanco y los ríos y lagos vuelven a ser navegables.
Nuestra expedición; comienza en Enontekio, cerca de las fronteras de Suecia y Noruega, un viaje en el que atravesarás las montañas del Parque Nacional de Ounas Tunturi, caminando entre bosques y colinas de tundra hasta llegar al río Ounas.
Allí, remando y ayudado por la corriente podrás descender en canoa a través del bosque de coníferas y abedules hasta Kaukonen. Desde allí continuaremos con bicicletas de montaña y rodaremos por pistas hasta Rovaniemi, capital de la Laponia finlandesa, famosa por su Museo Ártico y por ser “residencia” de Papa Noel, donde saldremos del Círculo Polar. Más de 340 kilómetros recorridos sin emplear medios motorizados.