Un trek muy interesante y especialmente recomendable en verano, cuando las temperaturas frescas de la montaña ofrecen un buen contraste con el fuerte calor de Marrakech. Diez días por el maravilloso Alto Atlas, tan cercano como desconocido, rodeando y atravesando varios valles, y ascendiendo al gran Toubkal (4.167 m). Dormiremos en tiendas de campaña y en pequeños pueblos de montaña comunicados entre sí sólo por estrechos y serpenteantes caminos. Tendremos un contacto directo con la vida rural en la montaña marroquí que es siempre una sorpresa y un agradable descubrimiento por su gran hospitalidad.